Modelo de comunicación para la instalación de un punto de recarga

Modelo de comunicación para la instalación de un punto de recarga

Cómo instalar un punto de recarga en un garaje comunitario

Con las limitaciones de circulación a los coches de combustión cada vez más presentes y los precios de la gasolina tan elevados, son muchos los que apuestan por el coche eléctrico como alternativa para ahorrar y moverse cómodamente, sobre todo por ciudad. Y, aunque es posible recargar el coche fuera de casa, lo más habitual es instalar un punto de recarga propio, bien en una vivienda unifamiliar o en un garaje comunitario.

A raíz de que se cambiara la Ley de Propiedad Horizontal por la Ley 19/2009, instalar un punto de recarga en un garaje comunitario es más sencillo que nunca, ya que no se necesita de la autorización de la Comunidad de Propietarios. Basta con informar de dicha instalación a través de un escrito al presidente o al Administrador.

Hay una serie de pautas a seguir para elaborar el modelo de comunicación para la instalación de un punto de recarga en un garaje comunitario, pero que deberán adecuarse a la situación de cada uno, ya que no existe un modelo único. Este documento tendrá que redactarse 30 días antes de la instalación del cargador.

Modelo de comunicación para la instalación de punto de recarga en garaje comunitario

En la actualidad, existen varios modelos de comunicación para la instalación de un punto de recarga en garaje un comunitario, ya que no hay un documento oficial a seguir. En muchas páginas web se pueden encontrar plantillas para aquellos usuarios que estén interesados.

Sin embargo, si se quiere realizar dicho documento de manera personal, debe tener lo siguiente:

  • Título: Comunicado a la Comunidad de Vecinos por la instalación de un Punto de Recarga en garaje comunitario, en un tamaño superior al resto de los textos del documento.
  • Saludo: “Estimado/a presidente y/o Administrador/a”.

En el cuerpo se deberá incluir:

1. Datos personales, para identificar quién va a hacer uso del punto de carga:

  • Nombre y apellidos.
  • Número de vivienda.
  • DNI.
  • Razón del comunicado: instalar un punto de recarga para vehículos eléctricos en la propiedad que corresponda y el número de planta (si hay más de una).

2. Información sobre quién llevará a cabo la instalación del punto de recarga y mención de las normativas legales: UNE-EN 61851-1, ITC-52 o artículo 17.5 de la Ley de Propiedad Horizontal).

3. Comunicar la fecha de dicha instalación, cuánto durará y quién se hará cargo de los costes. Así como si es desde el contador del interesado o si es necesario instalar un contador secundario, porque el propietario no viva en el edificio.

Por último, se deberá incluir de nuevo el nombre y apellidos, firma y fecha del día en que el comunicado se expone en su correspondiente lugar.

De qué trata esta ley sobre instalación de cargadores para el coche eléctrico

Existen dos normas por las cuales una persona puede realizar la instalación sin ningún tipo de problema:

  • UNE-EN 61851-1: se aplica al sistema de alimentación de vehículos eléctricos para carga de coches de carretera eléctricos, con una tensión de alimentación asignada de hasta 1.000 V de c.a. o hasta 1.500 V de c.c. y una tensión de salida asignada de hasta 1.000 V de c.a. o de hasta 1.500 V de c.c. Los vehículos de vehículos eléctricos hacen referencia a cualquier tipo de vehículos de carretera o vehículos híbridos enchufables (PHEV, Plug-in Hybrid Electric Vehicles).
  • ITC-BT52 o Real Decreto 1053/2014:  aprueba una nueva Instrucción Técnica Complementaria (ITC) BT52 “Instalaciones con fines especiales. Infraestructura para la recarga de vehículos eléctricos». Determina la obligatoriedad en todos los domicilios de nueva construcción a tener una preinstalación de puntos de recarga para vehículos eléctricos en garajes comunitarios, con el fin de reducir una futura instalación de este.

Ventajas de tener un punto de recarga en casa

  • Mayor ahorro. Hacer una recarga en un punto de recarga propio es más económico ya que el precio del kWh es mucho más barato que el diésel. Además, muchas comercializadoras, no solo aportan sus cargadores, sino que también tienen planes diseñados para recargar el coche eléctrico de la manera más económica. Un vehículo eléctrico consigue gastar alrededor de 1,5€/100 kilómetros y el tiempo medio de recarga en un garaje comunitario para una carga del 100 % estaría alrededor de las 3 y 4h, con un coste de 0,84 €.
  • Recargar en el domicilio es más limpio. Un coche eléctrico es mucho más pulcro que uno de combustión fósil, dado que estos no reciben ningún olor a carburante, ni posibles manchas en el suelo de grasa o aceite, etc. Si se opta por cargar el vehículo de manera externa (calle, parking público, oficina, hoteles o electrolineras), tiene altas probabilidades de que se ensucie por la polución de la calle, así como posibles manchas que surjan en el trayecto.
  •  Mayor autonomía. Una recarga en el domicilio permite viajar desde un punto inicial (la vivienda) hasta el punto de llegada con la seguridad de que se inicia el trayecto con la batería recargada.
  • Medioambiente. Hacerse con un punto de recarga en el domicilio reduce la dependencia de los combustibles fósiles y disminuye la contaminación.
  • Comodidad. Al recargar el vehículo eléctrico en el domicilio permite a los conductores desperdiciar el menor tiempo posible en electrolineras o parkings públicos y disfrutar más de su tiempo.
  • Seguridad. Al efectuar la recarga en el domicilio, el vehículo está siempre más seguro que en un parking público o en la calle.

¿Y si tienes una plaza de garaje alquilada?

Si se dispone de una plaza de garaje alquilada y se desea instalar un punto de carga, también es posible. Lo único que hará falta será notificárselo primeramente al propietario de la misma. Y, a continuación, informar a la comunidad de vecinos.

¿Qué normas debes seguir para instalar un punto de recarga en tu garaje?

A la hora de disponer de un punto de recarga en un garaje comunitario, se deberán pactar una serie de normas para el bien de toda la comunidad de vecinos.

Conexión al contador

La electricidad que se suministre al coche eléctrico procede igualmente de las zonas comunes del parking. Al disponer de un contador, la comunidad puede conocer cuánto consumo se ha suministrado y cobrar de manera mensual al propietario.

Asumir los costes de instalación y consumo

Los costes de instalación correrán a cargo del propietario de la plaza de garaje. En cambio, los costes de las posibles obras que puedan surgir en el garaje o elementos comunes, como abrir un agujero en la pared para el paso de cables hasta el punto eléctrico, tendrán que asumirse por parte de la comunidad de vecinos.

Por otro lado, el consumo que se suministre al propio vehículo tendrá que pagarlo la persona que disfrute de ello.

Cómo instalar un cargador para el coche eléctrico

Una condición indispensable para poder realizar la instalación de un punto de recarga en una plaza de garaje propia o alquilada es que el cargador o wallbox se ubique dentro de la plaza, sin que pueda sobresalir de esta, o que ocupe parte de otra plaza en el garaje comunitario.

Si la instalación del cargador no requiere obra, únicamente habrá que notificárselo a la comunidad de vecinos y presidente con una antelación de 30 días. En cambio, si la instalación requiere una obra previa, esta deberá realizarse siempre por un instalador autorizado y respetar las normas de la comunidad.

Lo más preguntado

¿Cuánto cuesta la instalación de un wallbox?

La instalación de un punto de recarga o wallbox, tiene un precio medio de entre 1.000 € y 1.700 €, esto quedaría con un precio más reducido gracias al plan MOVES II. En una plaza de garaje comunitaria puede llegar a ser más costoso por la distancia en la que se encuentre el contador con respecto a la plaza de aparcamiento.

¿Cómo se paga la carga de los coches eléctricos?

Si se acude a recargar un coche eléctrico a una electrolinera, el método de pago se realizará por tarjeta de crédito, metálico o aplicación. Si se recarga en casa, el cobro vendrá a final de mes, bien a la atención de la comunidad de vecinos, del propietario de la plaza alquilada o del usuario.

¿Cuánto cuesta cargar un coche eléctrico en una electrolinera?

De media, recargar un coche eléctrico en una electrolinera suele costar alrededor de 0,50 €/ kWh. Es decir, por una carga de 50 kWh, el coste serían unos 25 €.


Si tienes alguna duda, puedes hacérnosla llegar en nuestro Buzón del Experto, estaremos encantados de responderte.

Últimos posts

¿Conviene instalar un cargador para coches eléctricos en casa?

Un coche convencional necesita repostar de vez en cuando....

Puntos de recarga para coche eléctrico gratis

Los conductores que ya tienen un coche eléctrico saben...

Potencia de los cargadores de coches eléctricos

Cuando se adquiere un coche eléctrico, una de las...

Cuál es el mejor seguro para un coche eléctrico

¿Tienes dificultades para encontrar el mejor seguro para tu...