Potencia de los cargadores de coches eléctricos

Potencia de los cargadores de coches eléctricos

Cuando se adquiere un coche eléctrico, una de las características que miramos primero es la capacidad de la batería y su autonomía. Para mantener la autonomía es necesario conservar la batería en buen estado y para ello es indispensable usar un cargador adecuado con la potencia idónea. Aunque sea el único factor, ya que el tiempo de carga también juega un papel crucial.

En este artículo analizamos los elementos que hay que tener en cuenta para elegir el cargador según su potencia y qué potencia tener contratada.

Tipos de conectores

Existen varios tipos de cargadores en el mercado, cada uno con sus propias particularidades. Una de las características más relevantes es su potencia eléctrica que viene limitado por el tipo de conector de cada cargador. Estos son los conectores más comunes en Europa:

Conector Schuko

Aunque no están específicamente diseñados para cargar vehículos eléctricos, pueden utilizarse para esta función. La carga, no obstante, suele ser considerablemente más lenta y puede llevar a sobrecargas.

Conector Tipo 2

Llamado Mennekes, este conector es el más extendido en Europa. Permite descargas monofásicas a 16 A y trifásicas hasta 63 A, es decir, potencias de entre 3,7 y 44 kW

Conector CCS

Este modelo es la versión más extendida para cargas rápidas. Consta de un conector combinado compuesto por uno AC Tipo 2 y un conector DC con dos terminales. Puede operar a una potencia máxima en AC de 43 kW y de hasta 100 kW en DC.

Cargadores de coches eléctricos domésticos

Cargar el coche eléctrico en casa es una solución muy cómoda, especialmente cuando se piensa utilizar el vehículo para trayectos cortos y rutinarios en entornos urbanos. Por tanto, es necesario considerar la instalación de un punto de recarga, ya sea en el garaje de una vivienda unifamiliar o en uno comunitario.

Instalar un punto de carga en casa

Las principales comercializadoras eléctricas ya ofrecen servicios de instalación de cargadores para coches eléctricos. Los técnicos valorarán las condiciones concretas de cada vivienda o garaje para poder ofrecer un presupuesto adaptado a las necesidades de los clientes.

No obstante, hay un factor que sí depende de la decisión del cliente: la selección del cargador eléctrico. Además de variar considerablemente el precio, algunos cargadores tienen características muy interesantes, como sistemas para evitar la sobrecarga de la instalación eléctrica o una función para controlar la carga desde el móvil.

Cargadores de coches eléctricos en la vía pública

Cuando se quiere hacer un viaje más largo, es necesario contar con que haya que parar y recargar la batería en algún momento. Para ello, saber dónde están los cargadores públicos a lo largo del trayecto y cuál nos conviene utilizar es crucial para mantener el vehículo en buen estado.

Cargar el coche eléctrico en un cargador público es más caro que en casa. Los precios, dependiendo del tipo de cargador que se utilice y la empresa que lo haya instalado, pueden variar bastante. Por lo tanto, es importante decidir qué cargador queremos utilizar.

Nos encontramos principalmente tres tipos de cargadores:

  • Cargadores rápidos: son los que tiene una potencia de hasta 50 kW. Suelen ser los más baratos, pero también el tiempo de carga es mayor.
  • Cargadores ultrarrápidos: alcanzan potencias de hasta 220 kW, algo impensable en un hogar.
  • Cargadores de más de 220 kW: aunque todavía son muy escasos en España, hay cargadores que gestionan potencias aún mayores. Los precios en estos casos suelen ser bastante altos, pero aseguran que el viaje se interrumpirá brevemente.

En el momento de buscar un punto de recarga público, también se debe tener en cuenta el tipo de conector que se puede enchufar al vehículo.

¿Cuál es la potencia ideal?

Si se quiere cargar el coche eléctrico en casa, lo ideal es tener contratada una potencia que permita hacer vida normal en la vivienda, pero que permita utilizar el vehículo cuando sea necesario. Para ello se deben tener en cuenta estos elementos:

Capacidad de la batería del coche eléctrico

La capacidad de la batería del coche eléctrico juega un papel importante en la potencia necesaria para la carga en casa. Cuanto mayor sea la capacidad de la batería, mayor será la potencia requerida para una carga eficiente y rápida. Se debe tener en cuenta este factor al seleccionar la potencia adecuada para la carga en el hogar.

Velocidad de carga deseada

La velocidad de carga deseada también influye en la potencia necesaria. Si se desea una carga rápida, se requerirá una mayor potencia para garantizar tiempos de recarga más cortos. Por otro lado, si se puede permitir una carga más lenta, la potencia necesaria puede ser menor. Es importante evaluar las necesidades individuales para determinar la velocidad de carga deseada y, en consecuencia, la potencia requerida.

Cargador instalado

Un cargador trifásico puede utilizar una mayor potencia de carga, mientras que si es monofásico la corriente pasará de forma más lenta. Si se tienen contratados 4 kW de potencia y se va a utilizar un cargador que utiliza 3,7 kW, seguramente haga falta tener contratada más potencia. También es importante saber si el cargador tiene un sistema de carga dinámica, es decir, que gestiona las necesidades energéticas de la instalación eléctrica para evitar que se sobrecargue.

Ejemplo de selección de potencia para cargar vehículos eléctricos

Si tenemos un coche eléctrico cuya batería tiene una capacidad de 50 kWh. Necesitamos que esta batería se cargue en 10 horas por completo cada día. Es decir, necesitamos tener un cargador que tenga una potencia de, al menos ,5 kW y que pueda utilizarlos a lo largo de todo el tiempo de carga.

Si se cuenta con un cargador inteligente, se podrían tener contratados en torno a 7-7,5 kW de potencia en casa, de forma que está asegurada una carga a tiempo sin comprometer la seguridad.

Potencia recomendada para la carga del coche eléctrico

En los hogares españoles, la potencia media contratada varía entre 3,5 y 4,5 kW. Para cargar un coche eléctrico, se recomienda contar con mínimo 2,3 kW de potencia, aunque es preferible tener al menos 3,6 kW para garantizar tiempos de recarga adecuados. Una potencia de carga de 7,4 kW es recomendable si se busca una recarga más rápida y eficiente sin que comprometa el suministro eléctrico de toda la casa.

No obstante, lo mejor es contar con la asesoría de expertos. Varias comercializadoras, como TotalEnergies, estudian las necesidades energéticas para cada situación y pueden recomendar a sus clientes la potencia ideal para evitar que tengan que pagar más de lo necesario.

Últimos posts

¿Conviene instalar un cargador para coches eléctricos en casa?

Un coche convencional necesita repostar de vez en cuando....

Puntos de recarga para coche eléctrico gratis

Los conductores que ya tienen un coche eléctrico saben...

Cuál es el mejor seguro para un coche eléctrico

¿Tienes dificultades para encontrar el mejor seguro para tu...

Comparativa de precios de cargadores eléctricos

Cuando se piensa en adquirir un vehículo eléctrico, una...