Todo lo que hay que mirar antes de comprar un coche eléctrico de segunda mano

Todo lo que hay que mirar antes de comprar un coche eléctrico de segunda mano

Siete consejos antes de comprar un coche eléctrico de segunda mano

Las decisiones importantes de compra se llevan a cabo con precaución y tras haber llevado a cabo un análisis entre las distintas ofertas existentes. A la hora de adquirir un coche eléctrico, la dinámica es la misma: conocer las ventajas y posibles inconvenientes que ofrece cada modelo. Así pues, la compra de un vehículo eléctrico será certera.

Ten esto en cuenta antes de comprar un coche eléctrico de segunda mano

A la hora de decantarse por un coche eléctrico, es importante tener en cuenta algunos puntos relacionados con su precio, como es el mantenimiento, los cargadores para coche eléctrico o las ayudas por parte de la administración pública.

1. Comprueba el estado general del coche

Una de las cuestiones más relevantes que resolver antes de comprar un vehículo eléctrico es a nivel mecánico, en especial, si se va a comprar un coche eléctrico de segunda mano.

  • Nivel de autonomía, es decir, la cantidad de kilómetros que puede recorrer el coche con la batería cargada.
  • El nivel de eficiencia del coche eléctrico, el consumo de energía es diferente según el modelo.
  • La climatización, por ejemplo, puede reducir la autonomía del vehículo, pero los modelos más nuevos se ven menos afectados por esto.

2. La batería del coche eléctrico, el elemento principal

El impulso por la movilidad eléctrica se inició en 1834, pero no fue hasta 2003 cuando su comercialización empezó a crecer. De ahí, la existencia de tantos modelos y, cómo no, de tantas innovaciones tecnológicas en torno a su elemento más vital: la batería.

Por ello, en el mercado existen diferentes modelos de batería:

  • Plomo-ácido (PB-ácido): es la más antigua y convencional, otorga una autonomía de 100 km con una potencia de 6 – 12 W.
  • Níquel-cadmio (NiCd): muy utilizadas en la industria, pero su efecto memoria y envejecimiento prematuro con el calor no la convierten en la mejor.
  • Níquel-hidruro metálico (NiMh): es de las más usadas para los modelos híbridos.
  • Ion-litio (LiCoO2): es la más reciente y la que mejor densidad energética tiene.
  • Ion-litio con cátodo de LiFePO4: son seguras y estables.
  • Polímero de litio (LiPo): cuentan con una gran densidad energética y potencia, son ligeras, eficientes y sin efecto memoria.

3. Disponer de un punto de recarga

Otro de los puntos que se deben tener en cuenta a la hora de adquirir un coche eléctrico son los puntos de recarga. Actualmente, existen muchos puntos de recarga gratuitos repartidos por el país en: centros comerciales, administraciones públicas, supermercados, etc. Sin embargo, lo más recomendable, a largo plazo, es instalar un punto de recarga en la vivienda.

4. La autonomía del vehículo eléctrico de segunda mano

A la hora de adquirir un coche eléctrico de segunda mano hay que tener en cuenta que tanto la eficiencia, rendimiento y batería pueden no ser las originales, por lo que se recomienda realizar una prueba para comprobar estos aspectos. Además de conocer la autonomía oficial del vehículo eléctrico, para saber cuánto ha disminuido la batería. 

5. Informe de la DGT antes de comprar un coche eléctrico de ocasión

El informe de la DGT es un documento de carácter gratuito que aporta información básica, pero de gran utilidad que incluye:

  • Fecha de matriculación del vehículo.
  • Si existe algún tipo de incidencia que impide la transferencia del vehículo o su circulación, sin especificar.

Esto se aplica a los vehículos de ocasión, ya que, en el apartado de Vehículos de la DGT hay que incluir:

  • Datos del solicitante y DNI.
  • Matrícula.

Asimismo, hay otro de tipo de informes disponibles, pero éstos ya son de pago, que incluyen:

  • Identificación del titular.
  • Municipio donde está domiciliado el vehículo.
  • Historial de la ITV.
  • Kilometraje.
  • Número de titulares.
  • Cargas pendientes sobre el vehículo.
  • Información de la ficha técnica, medioambiental y EuroNCAP.

6. Las ayudas son reducidas para la compra de coches eléctricos de segunda mano

Las ayudas del Plan Moves III que abarcan desde la instalación de punto de recarga hasta descuentos en la adquisición de coches eléctricos, no incluyen a los de segunda mano.

Sin embargo, sí que se quedan dentro los vehículos eléctricos conocidos como ‘km.0’, es decir, aquellos modelos que aún no han pisado la calle, pero sí han sido matriculados por los concesionarios.

7. Los cables deben estar incluidos

Los cables para conectar desde el coche eléctrico hasta el punto de recarga deben estar incluidos con la compra del vehículo. Es un elemento esencial mediante el cual el coche eléctrico se carga, por lo que es importante que en la compra esté incluido y que coincidan con el conector del coche y que funcione.

El ITP

El Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP) se aplica a bienes muebles e inmuebles, por lo que, los coches de segunda mano también tienen que pagar un ITP.

¿Cómo se calcula el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales?

El importe a pagar por el ITP se calcula de la siguiente manera:

  • Obteniendo el valor del vehículo.
  • Aplicar el porcentaje de depreciación de ese valor en función de los años que tiene el vehículo. Para ello, se toma como referencia la tabla de valoración de Hacienda por el porcentaje de depreciación, en función de la antigüedad del vehículo.
Años de antigüedad Porcentaje de depreciación
   
Hasta 1 año de antigüedad
   
Más de 1 año, menos de 2
   
Más de 2 años, menos de 3
   
Más de 3 años, menos de 4
   
Más de 4 años, menos de 5
   
Más de 5 años, menos de 6
   
Más de 6 años, menos de 7
   
Más de 7 años, menos de 8
   
Más de 8 años, menos de 9
   
Más de 9 años, menos de 10
   
Más de 10 años, menos de 11
   
Más de 11 años, menos de 12
   
Más de 12 años   
   
100 %
   
84 %
   
67%
   
56 %
   
47 %
   
39 %
   
34 %
   
28 %
   
24 %
   
19 %
   
17 %
   
13 %
   
10 %   
  • Aplicar el tipo de gravamen que establece cada comunidad autónoma.

¿Cuál es la ventaja de un coche eléctrico usado?

Una de las principales ventajas de los coches eléctricos de segunda mano, es el ahorro inicial. Un vehículo eléctrico nuevo supondrá un desembolso inicial mayor que si se compra usado.

Alrededor del 20 % del valor de un coche nuevo se pierde al salir del concesionario, por lo que los coches eléctricos de segunda mantienen su valor mejor que los de gasolina y diésel.

Lo más preguntado

¿Debo reemplazar las baterías si compro un coche eléctrico de segunda mano?

Las baterías de los coches eléctricos se degradan con el tiempo. Antes de comprar un coche eléctrico se recomienda comprobar autonomía real del vehículo, es decir, la capacidad que tiene de recorrer un trayecto con la batería cargada al completo.


Si te interesan estos temas o tienes alguna pregunta al respecto, no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través de nuestro Buzón del Experto. Estaremos encantados de hablar contigo.

Últimos posts

¿Cuál es la tarifa para coches eléctricos de TotalEnergies?

La comercializadora TotalEnergies tiene ofertas energéticas que se adaptan...

El Futuro Electrificado del Automóvil: ¿Cuándo Serán Todos los Coches Eléctricos?

Si la revolución eléctrica te ha fascinado, es probable...

H1 Zeekr 001, el coche eléctrico chino con más de 1.000 kilómetros de autonomía

En el emocionante mundo de la movilidad eléctrica, un...

Semana Europea de la Movilidad 2023: Todo Lo Que Necesitas Saber

¿Buscas una razón más para unirte a la ola...