¿Conviene instalar un cargador para coches eléctricos en casa?

¿Conviene instalar un cargador para coches eléctricos en casa?

Un coche convencional necesita repostar de vez en cuando. Cuenta con un depósito más grande, una mayor autonomía y, además, hay prácticamente una gasolinera en cada pueblo y por las principales vías del país.

Sin embargo, los coches eléctricos tienen otras necesidades. Aunque cada vez se desarrollan baterías con más capacidad, todavía no alcanzan la autonomía de los coches convencionales. Además, recargarlo, no es tan sencillo ya que no existen tantas electrolineras o un puntos de recarga públicos disponible. El coche eléctrico te obliga a planificar bien los desplazamientos para evitar quedarse sin energía.

Una forma de minimizar estas preocupaciones es instalar un cargador para coches eléctricos en casa. La pregunta es, ¿es rentable? ¿Conviene instalar un coche eléctrico en casa?

Análisis de la inversión en un cargador eléctrico en casa

El coste de instalar un cargador eléctrico en casa varía considerablemente de un operador a otro. En este artículo puedes comparar las ofertas de los cargadores de las principales compañías de España, así como las características de cada uno de sus cargadores.

Los precios varían entre 1500 € y más de 3000 €, dependiendo de las necesidades del usuario.

Aunque este desembolso puede parecer desmedido, el coste fijo se cubre rápidamente cuando se compara la diferencia de los costes variables.

En casa, el precio de la luz es muy inferior al que encontramos en los cargadores de la vía pública. Si tomamos como ejemplo una tarifa enfocada a los vehículos eléctricos, como el Plan Vehículo Eléctrico de TotalEnergies, vemos que el precio del kilovatio-hora en el tramo más barato es de 0,09 €/kWh. Con esta misma compañía, el precio en los cargadores públicos rápidos es de 0,39 €/kWh.

Tomemos como ejemplo la batería de un coche como el Peugeot e-3008, que tiene 73 kWh de capacidad. Una sola carga completa de este coche en el cargador público costaría 28,47 € frente a los 6,57 € que supone hacerlo en casa. El ahorro alcanza los 21,90 €. Por tanto, los costes fijos de una instalación que haya costado 2000 € pueden cubrirse en menos de 100 cargas.

Coste de instalación del cargador

Aunque adquirir un cargador para coches eléctricos supone una inversión inicial bastante importante, su coste está directamente relacionado con la compañía con la que se decida instalar. No solo podemos encontrar diferencia en el precio de la instalación del punto de recarga, los tipos de cargadores y las distintas tarifas para la carga, también existen promociones que pueden ayudar a convencernos por una oferta.

Si seguimos con el ejemplo del caso anterior, actualmente TotalEnergies tiene en promoción una oferta de cargador más instalación del cargador de vehículo eléctrico en vivienda o garaje comunitario, un servicio con todo incluido con el que ayuda a resolver todo el proceso a sus clientes.

Otras ventajas de tener un cargador para coches eléctricos en casa

Además de ser, a la larga, muy económico, contar con un cargador en casa reporta otras ventajas:

  • Tener el coche completamente cargado cuando se necesita: cargar un vehículo eléctrico fuera de casa requiere cierta planificación. Si además el vehículo se necesita para uso diario la recarga puede suponer un inconveniente. Sin embargo al tener el cargador en casa es posible tener la batería lista cada mañana.
  • Ahorro de tiempo: sí, los cargadores domésticos no son tan potentes como los públicos, pero no por ello hacen perder el tiempo a los conductores. Se pueden aprovechar las noches, cuando se duerme, para que se vaya cargando la batería. Así, se evita tener que pasar muchos tiempos muertos en un cargador público.
  • Comodidad: tener que buscar un cargador y calcular cuándo va a hacer falta recargar el coche no le gusta a nadie. Si se cuenta con un cargador para coches eléctricos en casa, no habrá nada que planificar. Solo hay que aparcarlo en nuestra plaza de aparcamiento y enchufarlo. Dependiendo del tipo de cargador, incluso se puede seguir la carga a través de una aplicación.

¿Puedo instalar yo mismo el cargador para coches eléctricos en mi casa?

No es recomendable bajo ningún concepto que nadie instale su propio cargador. Se trata de un sistema eléctrico en el que se gestionan potencias muy altas que pueden poner en riesgo la vida de personas que no estén debidamente equipadas o que carezcan de los conocimientos necesarios.

El cargador solo lo deben instalar empresas instaladoras con experiencia. Ellas evaluarán la carga eléctrica para saber si la red puede soportar una mayor potencia y tramitarán los permisos necesarios. En la mayoría de los casos también hará falta hacer obras para proteger los circuitos clave. Estas empresas también saben exactamente lo que necesitan para evitar molestias innecesarias a los clientes.

Consejos a la hora de instalar un cargador para coches eléctricos en casa

Sabiendo todas las ventajas y el ahorro económico que lleva instalar un cargador eléctrico en casa, solo hay que acertar con el tipo de cargador para que todo el proceso sea un éxito. Entre los aspectos que hay que considerar están los siguientes:

Tipo de cable y conector

Actualmente hay varios tipos de enchufes y conectores en el mercado. Es importante conocer qué conector es compatible con el coche eléctrico para comprar un cargador y una manguera adecuadas.

Velocidad

Si necesitamos cargas rápidas, tendremos que buscar cargadores que puedan soportar la mayor potencia posible. Actualmente, lo habitual es encontrarlos de 7,4 kW en una instalación monofásica y de hasta 22 kW en una trifásica. Además, puede ser interesante pensar en que el cargador tenga un sistema de balanceo de potencia para cargar siempre usando la potencia justa para evitar sobrecargas en toda la casa.

Potencia y tarifa contratadas

Es necesario comprobar que se tenga contratada una tarifa de luz en con la que aprovechar los periodos con electricidad más barata para que el vehículo eléctrico conlleve un ahorro real. Las recargas consumen mucha energía, por lo que se hace necesario que el término de la energía no sea muy elevado.

Por otro lado, al contar con un punto de recarga en casa también se necesitará aumentar la potencia contratada, ya que se necesitará más electricidad para poder seguir haciendo vida normal y, a la vez, cargar la batería. Esto supone un coste adicional, pero en la mayoría de los casos sigue saliendo rentable.

Últimos posts

Nuevas ayudas para el reciclaje de baterías de vehículos eléctricos en España

A medida que la flota de vehículos eléctricos en...

¿Cuánto cuesta poner un punto de recarga en un garaje?

Cuando se compra cualquier coche, se tiene en cuenta...

Todo lo que tienes que saber sobre los neumáticos de coches eléctricos

El mantenimiento de los coches eléctricos es una de...

Ayudas coche eléctrico 2024

Las ayudas para coche eléctrico en 2024 provienen de...