La degradación de la batería en coches eléctricos: Causas y soluciones

La degradación de la batería en coches eléctricos: Causas y soluciones

La degradación de las baterías en los coches eléctricos es un tema de preocupación constante para los usuarios de estos vehículos. En este artículo, explicaremos en detalle qué es la degradación de una batería, cuáles son los factores que contribuyen a este proceso, cuánto tiempo suelen tardar en degradarse, y las soluciones que se están desarrollando para mitigar este problema.

¿Qué es la degradación de una batería?

La degradación de la batería en un coche eléctrico es la pérdida de su capacidad química para retener energía con el tiempo. Esto se traduce en una disminución del rendimiento de la batería y, por ende, en una reducción de la autonomía del vehículo.

A medida que pasa el tiempo, la batería no puede mantener la misma cantidad de energía que cuando salió de fábrica. Hay ciertos trucos para alargar la vida de la batería de un coche eléctrico, pero por lo general la degradación es un mal que a la larga no se puede evitar.

Factores que contribuyen a la degradación de la batería

Las baterías de iones de litio en los coches eléctricos actuales sufren degradación debido a varios factores. Los ciclos de carga y descarga, que ocurren cada vez que el vehículo se carga y se utiliza, son un factor clave.

Estos ciclos causan que el litio líquido en la batería se solidifique con el tiempo, creando lo que se conoce como dendritas o cavidades, lo que a su vez reduce el rendimiento de la batería y puede llevar a problemas graves, como sobrecalentamiento o cortocircuitos.

Otros factores que influyen en la degradación de la batería incluyen el calentamiento durante la carga y descarga, el uso excesivo de cargas rápidas, la gestión térmica deficiente, las condiciones climáticas y el comportamiento del conductor. Sin embargo, es importante destacar que la degradación es inevitable debido a la naturaleza química de las baterías, y su velocidad puede variar según varios factores.

Tiempo de degradación

Actualmente, la garantía de las baterías en coches eléctricos suele ser de alrededor de ocho años o 160,000 kilómetros, con un rendimiento del 70% de su vida útil. Sin embargo, estas cifras pueden mejorar o empeorar según el uso y las condiciones climáticas.

Estudios indican que las baterías de nueva generación pueden sobrepasar la vida útil del coche, gracias a factores como tasas de degradación constantes y una pérdida media de almacenamiento de energía de alrededor del 2.3% anual, excepto en el primer año, cuando la pérdida puede llegar al 7.5%.

Causas de degradación de la batería: Cuatro factores clave

Cuatro factores principales influyen en la degradación de la batería de un coche eléctrico:

  1. Carga Rápida: Las cargas rápidas, especialmente las que utilizan corriente continua, pueden acelerar la degradación de la batería.
  2. Nivel de la Batería: Mantener la batería entre el 20% y el 80% de carga se considera óptimo para prolongar su vida útil.
  3. Ciclos de Carga: Cada vez que se carga y descarga la batería, se produce un ciclo. Cuantos más ciclos se realicen, mayor será la degradación de la batería.
  4. Altas Temperaturas: Los climas extremadamente calurosos pueden causar una degradación más rápida de la batería, por lo que es importante evitar la exposición al calor excesivo.

Soluciones y avances en la industria

La industria está trabajando en soluciones para combatir la degradación de la batería en los coches eléctricos. Algunas de estas soluciones incluyen:

  • Control de la gestión térmica de las baterías para reducir la degradación.
  • Uso de reguladores de potencia que alargan la vida útil de las baterías.
  • Programas como «REDTOP» en el Reino Unido, que utilizan datos del mundo real para predecir la vida útil de las baterías.
  • Normativas legales, como la propuesta de California que exige que las baterías de los coches eléctricos mantengan el 80% de su autonomía homologada durante 15 años o 150,000 millas.
  • Investigaciones para desarrollar baterías que duren más de un millón de millas, como se está haciendo en Tesla y CATL.

Mantenimiento y futuro

El mantenimiento adecuado, que incluye la revisión de la capacidad de carga y el equilibrio de las celdas, es fundamental para prevenir una degradación acelerada de la batería. Con el tiempo, incluso sin un uso intensivo, las baterías de los coches eléctricos pueden degradarse debido a procesos químicos internos naturales. Por lo tanto, es fundamental seguir las recomendaciones del fabricante y adoptar prácticas que alarguen la vida útil de la batería.

Conclusión

La degradación de la batería en coches eléctricos es un desafío importante que la industria y los usuarios deben abordar. A medida que se desarrollan tecnologías y se implementan prácticas recomendadas, se espera que la vida útil de las baterías mejore.

Con una gestión cuidadosa de la carga y la temperatura, así como con el seguimiento y mantenimiento adecuados, los propietarios de coches eléctricos pueden disfrutar de sus vehículos de manera sostenible y eficiente durante muchos años.

Si quieres saber consejos para cuidar la batería de tu coche eléctrico o quieres aclarar cualquier duda que tengas, recuerda que nuestro Buzón del Experto siempre está a tu disposición.



Últimos posts

Nuevas ayudas para el reciclaje de baterías de vehículos eléctricos en España

A medida que la flota de vehículos eléctricos en...

¿Cuánto cuesta poner un punto de recarga en un garaje?

Cuando se compra cualquier coche, se tiene en cuenta...

Todo lo que tienes que saber sobre los neumáticos de coches eléctricos

El mantenimiento de los coches eléctricos es una de...

Ayudas coche eléctrico 2024

Las ayudas para coche eléctrico en 2024 provienen de...