Descubre por qué los coches eléctricos son más baratos que los de combustión

Descubre por qué los coches eléctricos son más baratos que los de combustión

Las claves del ahorro con el coche eléctrico

A pesar de que los coches eléctricos tienen un precio de salida más elevado que los coches de combustión, la compra de este tipo de vehículos sostenibles sigue creciendo cada año, sobre todo gracias a las ayudas del Plan Moves en España. Además, el contraste entre el precio de la gasolina y el de la luz, permite que cargar el coche eléctrico resulte más barato que llenar el depósito.

¿Por qué los coches eléctricos suponen un mayor ahorro que los de combustión?

El ahorro que suponen los vehículos eléctricos frente a los de combustión se basa en distintos factores, principalmente en el coste de la recarga, las facilidades de conducción en las ciudades, o las posibles averías mecánicas.

Menor coste por kilómetro recorrido

El consumo de un coche eléctrico depende de la potencia del motor (CV), de la capacidad de la batería (kWh), pero también del estilo de conducción. Aun así, los coches eléctricos necesitan menos energía bruta para funcionar y son más eficientes que los de combustión. Por ejemplo, para un recorrido de 100 km con un coche de gasolina, el coste puede ser de 13 euros mientras que en un eléctrico sería de 1,95.

Un coche de gasolina o diésel solo transforma en movimiento el 40-45 % de la energía que recibe, mientras que el resto se pierde en la generación de calor. Mientras que los motores eléctricos tienen una eficiencia superior al 90 %. Esto se traduce en un menor consumo de energía para recorrer los mismos kilómetros que un coche de combustión.

Menor coste de energía eléctrica en comparación con la gasolina

El precio de la recarga es el mayor factor de ahorro de los coches eléctricos frente a los de gasolina. El coste suele oscilar entre los 60 y 80 céntimos por cada kWh recargado, aunque depende del lugar donde se recargue.

Por ejemplo, muchas de las tarifas para coche eléctrico que existen el mercado tienen un precio medio de 0,19 €/kWh y la gasolina de 1,60 euros/litro. Es decir, recargar el coche eléctrico no puede ser más de 5 euros al día, mientras que los de combustión es fácil gastar 30 euros en el repostaje.

Menos averías mecánicas

Una de las principales diferencias entre un coche eléctrico y uno de combustión es su composición. Los vehículos eléctricos obtienen la energía para su desplazamiento de la batería que pone en marcha el motor eléctrico. Mientras que los de combustión necesitan energía química que se libera en la explosión del combustible y empuja los pistones del motor.

Tanto solo por su funcionamiento se aprecia que el coche eléctrico tiene menos componentes, por lo que su mecánica es mucho más simple que los de combustión, y eso puede suponer hasta un 30 % de ahorro. Lo que implica un mantenimiento más sencillo y riesgo de avería menor, ya que no es necesario la sustitución de bujías, filtro de aire o las correas de distribución.

Facilidad por las ciudades

Tras el anuncio de la Unión Europea de la prohibición de fabricar automóviles de combustión a partir de 2035 y los niveles alto de contaminación de las ciudades, muchas grandes urbes han apostado por limitar el acceso a los coches que produzcan grandes emisiones de CO2.

Los coches eléctricos no sufren este tipo de limitaciones ya que disponen de la etiqueta 0 de la DGT y, además, pueden disponer de aparcamiento gratis en la zona azul.

Ventajas fiscales

En algunas provincias, los coches eléctricos disfrutan de descuentos de hasta el 75 % en el Impuesto de Circulación, lo que supone un ahorro de casi 50 euros al año.

Lo más preguntado

¿Por qué los coches eléctricos requieren menos mantenimiento que los de combustión?

Los coches eléctricos tienen un 60 % menos de piezas que un coche de gasolina. Por lo que su mecánica mucho es más simple, lo que supone una revisión menos exhaustiva. El único elemento que requiere un especial cuidado en los coches eléctricos es la batería.

¿Cuánto ahorro se obtiene en el coste de combustible con un coche eléctrico?

El precio de la gasolina es de uno 1,70 €/litro, mientras que el precio para recargar un coche eléctrico es de 0,19 €/kWh. Es decir, que una recarga completa en la vivienda puede ser de unos 6 euros y llenar el depósito uno 60 euros de media.


Si te ha resultado interesante este contenido y quieres hacérnoslo saber, o tienes alguna duda o sugerencia al respecto, no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través nuestro Buzón del Experto. Estaremos encantados de hablar contigo.

Últimos posts

¿Conviene instalar un cargador para coches eléctricos en casa?

Un coche convencional necesita repostar de vez en cuando....

Puntos de recarga para coche eléctrico gratis

Los conductores que ya tienen un coche eléctrico saben...

Potencia de los cargadores de coches eléctricos

Cuando se adquiere un coche eléctrico, una de las...

Cuál es el mejor seguro para un coche eléctrico

¿Tienes dificultades para encontrar el mejor seguro para tu...